Nos encontramos sin duda en uno de los lugares más característicos de la provincia de Ciudad Real, el Valle de Alcudia, está ubicado en el Extremo Suroeste de la Comunidad de Castilla-La Mancha. Se trata de una extensión de mas de 1.000 km.2 con una enorme riqueza ecológica y paisajística.

Tradicional punto de concentración invernal de los pastores procedentes del norte peninsular, en el valle se llegaban a reunir hasta 300.000 cabezas de ganado. Y la riqueza de sus pastos era conocida en toda la península. No es de extrañar tampoco, que aqui se situara el episodio de Don Ouijote con el rebaño.

El clima se puede calificar como árido en las estaciones secas y húmedo en las estaciones lluviosas. La temperatura media anual suele ser de unos 14ºC, siendo las temperaturas medias de los meses más calurosos de 24 a 26ºC y las medias de los meses más fríos entre 6 y 7ºC.

Las precipitaciones medias suelen oscilar entre 400 y 750 mm. anuales, sobre todo, en las partes occidentales y las sierras y macizos, siendo bastante más secos los sectores deprimidos y los situados en la parte oriental del valle.

Entre la vegetación que se desarrolla en este lugar se puede encontrar una extensa variedad de especies vegetales. Dentro de esta varidedad podemos citar algunas que sin duda para el viajero serán más faciles de encontrar, además de ser las más representativas del lugar. De esta forma nos encontraremos con la pintoresca encina, formando amplias dehesas en los lugares donde el clima es más seco, de donde el valle de Alcudia saca su nombre, ya que este es llamado así por que en tiempo de los árabes Alcudia significaba "llano de Encinas"; el alcornoque se suele aparecer en las laderas de Solana y el robledal, que suele encontrarse en las zonas más húmedas. Cierto que esta amplia gama de especies vegetales son las que más abundan en el Valle de Alcudia, pero no menos cierto es que también se pueden observar importantes conjuntos de vegetación de riberas, como las alisedas (Almus glutinosa) y las saucedas (Salix).

En cuanto a su fauna, en este espacio conviven especies que por desgracia se encuentran en peligro de extinción como la Cigüeña Negra (Ciconia nigra), el Águila Imperial (Aquila adalberti), el Lobo, el Águila Perdicera (Hieratus fasciatus), o el Lince Ibérico. Además de estas especies, el viajero puede observar grupos de Corzos, Ciervos y Jabalíes. Las manchas de bosque y alto matorral mediterráneo (madroñales) alternando con claros y dehesas constituye el hábitat idóneo para estas especies. Otro tipo de animales que podemos encontrar en estos parajes son la Ardilla (Sciurus vulgaris), el Zorro (Vulpes vulpes), la Liebre y la Perdiz, Codorniz, Tórtola y Paloma.